martes, 8 de noviembre de 2016

MONASTERIO SAN JUAN BAUTISTA DE CORIAS, ASTURIAS

Tenía muchas ganas de esta visita. De nuevo voy de excursión con la Universidad de Mayores. En realidad se hacen dos visitas, la primera al Monasterio de Cornellana donde estuve recientemente, pero no voy a volver a contarla. Nos acompaña uno de los arqueólogos que trabajó en su estudio, Alejandro García Álvarez-Busto.


A nuestra llegada al Monasterio de Corias la primera visita es a su iglesia. Lo primero que nos sorprende es que su fachada es interior. Es debido a la reconstrucción en el siglo XVIII por el incendio que solo dejó en pie la iglesia. Es de estilo renacentista, de planta de cruz latina, con un amplio presbiterio, destaca la cúpula iluminada por una linterna.


Cuenta con un conjunto de retablos barrocos, destacando el del altar mayor, donde podemos ver una reproducción de la antigua iglesia románica.


Me llama la atención que todos los retablos tiene la misma decoración, las columnas salomónicas decoradas con hojas de parra.


En una de las capillas laterales vemos un Cristo románico, al parecer encontrado en las ruinas de la antigua iglesia. Es de madera policromada.


La sillería del coro está en la tribuna alta y cuenta con dos órganos, uno a cada lado. Están rematados por un mascaron que no se sabe que función tenía.


También nos enseñan la sacristía, una gran sala con arcos fajones. En uno de los laterales tiene un retablo.
A continuación nos dirigimos a las instalaciones del Parador de Turismo que es en la actualidad el antiguo monasterio.
Vemos su biblioteca, adaptada para el uso de los huéspedes. Parte de su colección pasó a la biblioteca de la Universidad.


Visitamos sus dos claustros de estilo neoclásico, el principal, desde el que se ve la linterna de la iglesia, tiene una araucaria centenaria.


Pero la parte más interesante está bajo el monasterio, es donde se encontraron los restos de la iglesia románica construida entre 1031 y 1043. Vemos en planta la cabecera con tres ábsides y la nave única.


En el dibujo de la planta se ven los enterramientos encontrados en las excavaciones.


Con esto terminó la visita, pero aun nos quedaba la comida que la hicimos en grupo, en el restaurante del monasterio, como ya dije antes, hoy Parador Nacional.


Al terminar un paseo para ver el cercano puente y regreso a Oviedo. Por fin he conocido el llamado "Escorial asturiano"

viernes, 28 de octubre de 2016

VISITANDO MADRID: VOY A RNE (JUNTOS PASO A PASO)

Hoy va ser un día diferente, estoy invitada en el programa "Juntos paso a paso" de Radio Nacional. Hace un año ya intervine desde Oviedo, pero hoy voy a conocer a las personas que con sus voces nos acompañan las mañanas de los sábados.
Una de las razones por las que voy a hablar es precisamente este blog, por eso creo que lo tengo que contar.
Me recogen en un coche de la emisora, queda lejos, en Pozuelo de Alarcón. Al pasar, por la vía de circunvalación, veo de cerca Torrespaña, me dicen que desde allí se realizan informativos.


A la llegada me espera a la puerta su director, Juan Fernández, me acompaña al estudio donde ya están Itziar Berrón y Ángeles Bandrés, las otras voces del programa.


Se va a escuchar la adaptación radiofónica del relato ganador del concurso promovido por la Obra Social "la Caixa", representada por su responsable Mar Ferrador. Tengo a mi lado al escritor, Jose Luis Robles, con su voz profunda que te envuelve y a la vez te acoge.
Su historia se titula "Interior con ascensor" es un relato conmovedor. En la voz del narrador suena fantástico. Al final del programa Jose Luis me entregará una copia del manuscrito, firmada con una dedicatoria.


El programa se graba sin interrupciones, ¡¡que fácil parece todo¡¡ Se charla sobre los temas propuestos y todos podemos intervenir.


Me hacen sentir como en casa, ha sido una experiencia que recordaré mucho tiempo.


Pero aún queda la tarde para alguna visita pendiente. Me voy en metro hasta la estación Príncipe Pío.


A la salida contemplo una de las puertas de Madrid, la de San Vicente, es una réplica de Sabatini. La primera fue derribada 50 años después de su construcción.


Me dirijo a la ermita de San Antonio de la Florida, decorada por Francisco de Goya, tiene unos frescos que cuentan un episodio de la vida del santo. Para los que tienen problemas para mirar las bóvedas, como yo, tiene unos espejos que las reflejan.
A los pies del presbiterio está la tumba del pintor, con la misma lápida de la sepultura de Burdeos, de donde fue traído.
En 1905 fue declarada Monumento Nacional. En 1928, centenario de la muerte de Goya, se construyó una iglesia idéntica para uso parroquial con el fin de conservar las pinturas. No está permitido sacar fotos.


Después de perderme por las calles, llego al Templo de Debot, pero imposible de visitar. Hay cuatro autobuses, imaginaros la cola. Solo puedo verlo por fuera.


En la Plaza de España he quedado con mi hija, tengo un rato para descansar y admirar el monumento a Cervantes, presidido por las figuras de don Quijote y Sancho.


Al fondo el Edificio España con su silueta escalonada. Fue construido en 1953, en la actualidad está cerrado.
Nos vamos a visitar el Centro Cultural Conde Duque, antiguo cuartel, edificio barroco, churrigueresco.
En su interior hay salas de exposiciones, un auditorio y un salón de actos, además de patios exteriores.

Llama la atención su puerta de estilo churrigueresco.
A continuación visitamos el Museo del ABC del dibujo y la ilustración, el edificio fue la primera fábrica de Cervezas Mahou.
Hay una bonita exposición de ilustraciones de Xan López Domínguez titulada "Zooxan"
http://museo.abc.es/exposiciones/2016/05/zooxan/157077
Cenamos por el centro, es mi último día de estancia en Madrid. Creo que he aprovechado los días, espero volver pronto, queda mucho por ver.

jueves, 20 de octubre de 2016

VISITANDO MADRID, MARTES

Las visitas de hoy empiezan en la Plaza de Colón presidida por el monumento al descubridor de América, de estilo neogótico, con una escultura de tres metros de altura de Jerónimo Suñol.

Une el Paseo de Recoletos con La Castellana. Al este se encuentran los Jardines del Descubrimiento con un monumento realizado por Joaquín Vaquero Turcios, asturiano de adopción.
Lo primero que hago, a las 10:00 de la mañana, es solicitar la plaza para la visita a la Biblioteca Nacional, que será a las 12:00.


Pero no pierdo el tiempo, me voy al Museo Arqueológico, que está en la otra parte del edificio.

La exposición temporal es "Lusitania Romana", una de las menos conocidas del Occidente romano. Reune más de 200 piezas de gran significado histórico-arqueológico pertenecientes a museos e instituciones culturales de España y Portugal.
Después recorro las salas del románico con restos importantísimos. Por ser una de las épocas del arte que más me gusta no puedo dejarlo para un próximo viaje.
Se acerca la hora de mi otra visita, aunque primero hay que reponer fuerzas con un pequeño tentempié. Lo hago en los jardines que rodean el museo.
Llego a la Biblioteca con tiempo, nos entregan la acreditación y nos presentan a nuestra guía, una bibliotecaria jubilada, ¡encantadora¡


En las escaleras de entrada nos habla de su costrucción y su estilo, además de la historia de su creación. Os pongo el enlace a la página oficial por si queréis saber más.
http://www.bne.es/es/LaBNE/Historia/

 
Realice la visita "expres", de media hora, que se convirtió en hora y cuarto gracias a las estupendas explicaciones de nuestra guía.
Horarios y tipos de visitas: http://www.bne.es/es/Actividades/VisitarlaBNE/
Salgo encantada del pequeño recorrido pero con mucha información.
Tomo La Castellana arriba, dirección Glorieta de Emilio Castelar, me quiero acercar a mi visita de la tarde. Por el Paseo General Martinez Campos busco donde comer. Lo hago en la "Escalera del 15" variedad en  menú del día, servido con rapidez y amabilidad.


Por fin la visita más deseadas en Madrid, Casa Museo Sorolla, en la misma calle. La entrada por el jardín ya nos seduce, fue creación del propio Sorolla, tema favorito de sus cuadros en la última etapa.


El comedor es una de las primeras estancias que se visitan, está decorado con una guirnalda a la manera clásica, con laureles y frutas, pintada por el artista.


Una de las obras que impresiona es el retrato de Clotilde, su mujer, que con gran elegancia preside el salón.


Desde allí una escalera nos lleva a la planta principal donde podemos admirar el taller del artista, en este lugar siento emoción al encontrarme en el lugar donde trabajaba Sorolla, sus paredes son una gran muestra de ello. Presidiendo el gran cuadro "Paseo a orillas del mar" ejemplo perfecto del retrato del natural.
A lo largo de las salas siguientes podemos admirar una gran colección de su pintura, incluido su autorretrato en el interior del estudio.


En la planta superior hay una exposición temporal "Sorolla tierra adentro" en la que se ven representadas algunas capitales españolas y donde me encuentro con un paisaje realizado en Asturias del cual tenía conocimiento, pero no lo había visto.
Al salir realizo alguna compra en la tienda, es del sitio que me quiero llevar algún recuerdo.
Doy por terminado el día, hay que asimilar lo que he visto, pienso que no es bueno continuar.
Mañana será el último día, será diferente.

domingo, 9 de octubre de 2016

VISITANDO MADRID, LUNES

Comienza la semana y tengo todo el día para mi sola. En Madrid no hay problema para hacer visitas en lunes, hay muchos sitios abiertos, ya vengo con el programa preparado.


A las 10:00 de la mañana estoy delante de CaixaForum, esperando su apertura, con tiempo para admirar su precioso jardín vertical. En otro viaje lo había visto de noche.
La exposición actual es "Impresionistas y Modernos" obras maestras de la Phillips Collection. Es una selección de 60 pinturas del primer museo de arte moderno que se creó en los Estados Unidos.
Hay cuadros que me impresionan por ser tan conocidos y poder contemplarlos.
No dejan sacar fotos, en el siguiente enlace se pueden ver algunos:
http://agenda.obrasocial.lacaixa.es/es/-/impresionistas-y-modernos-obras-maestras-phc-expo?centros=caixaforum-madrid&result=true
A la salida, antes de que empiece a hacer calor, me dirijo a la cercana Cuesta de Moyano, he leído que hay un mercadillo de libro usado. Está al final del Jardín Botánico, cerca de Atocha.


Me encantan sus casetas alineadas, muchas cerradas. Me entretengo un rato revolviendo entre los libros, no me resisto a comprar.


















Por la parte posterior del museo del Prado, me acerco a los Jerónimos, iglesia de estilo gótico tardío con influencias renacentistas, del edificio original ya queda poco pues ha tenido numerosas remodelaciones.


En su interior guarda importantes obras de arte, como por ejemplo "San Jerónimo penitente" de Alonso Cano o "Santa Ana enseñando a leer a la virgen" del asturiano Juan Carreño de Miranda.
Paso por delante del Museo del Prado, pero la cola me hace desistir de intentar la visita.
Son ya las 12:00 y a partir de esta hora, los lunes, la visita a la colección permanente del Thyssen es gratis. Me sorprende que no haya cola pues la entrada cuesta 12 €.


No es la primera vez que lo visito, quiero ver una exposición titulada "Hortus conclusus" es decir "Jardín cerrado" el hilo conductor de los 12 cuadros que la componen.


El que más me gusta es el de Auguste Renoir, "Mujer con sombrilla en un jardín" sin desmerecer para nada los demás, una colección preciosa.


Después pienso en ver la sala que alberga los Grecos del museo. Son cuatro y están en la sala 11 de la segunda planta, acompañado de pintores importantes como Tiziano o Tintoretto.
Por último me paseo por las salas de la pintura contemporánea donde doy por finalizada mi vista, es hora de comer.

Lo hago por el cercano Barrio de las Letras donde vivieron algunos de los grandes literatos españoles, hoy es una zona bohemia de diversión, compras y gastronomía.


Me relajo en la sobremesa, hojeo los folletos y descanso. Después de un paseo por las pequeñas calles me dirijo al metro, ya es suficiente por hoy.





viernes, 7 de octubre de 2016

VISITANDO MADRID, FIN DE SEMANA

Ha empezado el otoño, aprovechando que ya no hay mucho calor hago una escapada a Madrid para ver alguna exposición.
Viajo en tren con destino a la estación de Chamartín donde me van a recoger.
Mi hija trabaja en la capital y aprovecho la oportunidad.


En su casa hay un rincón especial desde donde veo amanecer todas las mañanas, uno de los privilegios de madrugar.


El sábado nos vamos a la Biblioteca Nacional, hay varias exposiciones. La visita a la institución la haré otro día.


Me interesa ver "Del dibujo a la palabra" dedicada al centenario de Antonio Buero Vallejo. En ella se muestra su faceta artística, con abundancia de retratos.
A la salida vemos por el Paseo de Recoletos como están montando las casetas para la Feria del Libro Antiguo, pero será para la semana siguiente. También me enseñan el conocido Café Gijón, lugar de tertulias literarias.


Así llegamos a la Plaza de la Cibeles con su imponente palacio, antiguamente Correos, desde 2007 sede del Ayuntamiento de Madrid. Vamos con la intención de subir a la terraza para ver Madrid desde las alturas.
Imposible!!! hay gente apuntada para todo el día.
Es hora de tomar algo fresco y por el Paseo del Prado nos acercamos al barrio de las Letras.


La Taberna de la Dolores, frente a la iglesia del Cristo de Medinaceli, es un local muy bonito, decorado con jarras y botellas de cerveza.
Para comer nos vamos al popular barrio de Lavapies y lo hacemos en "La Buga del Lobo" decorada con frescos exóticos, diseñados por un conocido tatuador.
Para rematar la jornada el "Nuevo Café Barbieri" con grandes espejos de 150 años de antigüedad, cuantas historias reflejadas en ellos¡¡¡
Preside la sala el piano que por las noches ameniza a la clientela.
Aquí terminamos la jornada, el metro y para casa.


El domingo amanece otro buen día. Como es natural nos dirigimos al Rastro, ritual dominical de la vida madrileña.


Además de sus puesto, se pueden ver actuaciones, como esta pequeña orquesta que congrega cantidad de gente.


En la zona también hay tiendas pintorescas, como una de caramelos que haría las delicias de mi nieta.

Nos vamos a la zona del mercado de San Miguel. Con parada, primero, para tomar algo, los precios son altos en esta zona. La comida en la misma plaza de San Miguel, en "Emma Cocina" un local pequeño pero con ricos platos y precio asequible. Muy buenas las berenjenas a la cordobesa, también las croquetas....


Para coger el metro pasamos por la Puerta del Sol hacia la calle de la Montera, allí se puede contemplar un bonito trampantojo.
El fin de semana termina, ha sido tranquilo, mucho callejear por Madrid.