lunes, 23 de abril de 2018

PAISAJE FORTIFICADO DE LA RÍA DEL NALÓN

Primera excursión después de este largo invierno que nos sorprende con un espléndido día de sol. Está organizada como conclusión de la "II Jornadas de arqueología moderna y contemporánea" y los guías son miembros de APIAA y ARANA 36/37.
Para mi tiene gran interés por la zona que vamos a recorrer y que no me es desconocida.


Primera parada en el Espíritu Santo, San Esteban de Pravia, donde no queda ningún vestigio de las fortificaciones del siglo XVIII, pero se pueden apreciar las impresionantes vistas de la costa para entender que fue un lugar estratégico.


Nos explican sobre los cañones que es sabe estuvieron allí y sobre un proyecto de construir una fortificación de defensa en el siglo XVIII que no se realizó, pero de la que se conservan imágenes.

También nos cuentan que la capilla se utilizó como resguardo o almacen de pertrechos.
De nuevo al bus para una pequeña parada técnica, el café de media mañana. El Alto del Praviano es muy conocido y el lugar donde una etapa de mi vida he parado muchas veces.
A continuación nos dirijimos a Ranón, delante de la escuela nos vamos a reunir con los integrantes de la sociedad ARAMA  Asturias que son los que nos van a acompañar en las siguientes visitas.


Tomamos el Camino del Picornal, al lado de la iglesia, un pequeño paseo de unos veinte minutos sin ninguna dificultad, solo las debidas a las fuertes lluvias de los últimos días.


A llegar lo primero que se abre ante nosotros es la gran vista de la costa, a nuestros pies San Juan de la Arena y enfrente San Esteban de Pravia.


Artemio Mortera nos explica sobre el terreno los acontecimientos de la guerra. Después vistamos las dos edificaciones que se conservan en la zona.









En la primera hay una larga entrada y un pasillo oscuro para llegar al interior. Me llevo una desilusión, las troneras están casi cegadas y no se ve nada. La siguiente es más pequeña y se alza sobre la costa.











Desandamos parte del camino y tomamos otra ruta pues muy cerca hay más construcciones, en la siguiente no se puede entrar, está encharcada. Cuesta verla entre la maleza.


Solo desde el autobús podemos ver el castillo de San Martín, en Soto del barco. Su situación le permite una posición privilegiada en la desembocadura del Nalón por lo que se entiende su larga historia como fortificación. Es de propiedad privada y no se puede visitar.
La comida en el Mesón de Lupa, en San Juan de Piñera, con suficiente espacio para acoger el grupo.
Con tiempo para una pequeña sobremesa después del descanso nos vamos a Soto del Barco, nos queda una fuerte subida, ideal para bajar la comida, hasta un alto en donde están las antenas de repetición.


Con un mal camino llegamos a una zona donde se divisa el valle, pero solo podemos ver una pequeña parte de la construcción que hay aquí, no hay modo de acceder. Un poco de historia y nos volvemos.
La última parada Santa María del Mar, un agradable paseo hasta una iglesia por donde atravesamos un prado lleno de flores, me sorprende que está lleno de pequeñas orquídeas.


No podemos realizar la visita, es imposible acercarse, hay un cierre electrificado, pero las vistas son preciosas en este fantástico día de primavera en que lo mejor ha sido el buen tiempo y el paseo. ¡ Lo demás juzgarlo vosotros!



miércoles, 14 de febrero de 2018

LA ALHAMBRA DE GRANADA

Aprovechando mi estancia en Almería pude repetir la visita a la Alhambra, aunque los recuerdos eran tan lejanos que casi podría decirse que era como primera visita, la anterior fue hace casi 50 años, para ser exactos 48.


La fecha la encontré en el libro de Washington Irving que me había traído de recuerdo, con preciosos grabados de Johon F. Lewis realizados en su estancia en Granada entre 1882-1883.

Como veréis por las fotos hizo un día magnífico aunque, como es normal en diciembre, mucho frío. La visita fue guiada y solamente os voy a mostrar alguna imagen con pequeños comentarios. 


No se puede olvidar la primera visita a la Alhambra, pero si distorsionar, es lo que me pasó a mi. Cuando llegamos al Palacio de Carlos V me llevé la sorpresa de ver que no era redondo, mi recuerdo me lo representaba así, pero al entrar en su patio circular descubrí la razón.

Se inicia la visita por la Puerta del Vino, es la puerta principal de acceso a la Medina, por la misma que más tarde saldremos.













El recinto central del Palacio de Comares es el Patio de los Arrayanes, llamado así por las  plantas de ese nombre a ambos lados de la alberca. Además de las dependencias que lo rodean otro de sus atractivos es el reflejo de la Torre de Comares en el agua, igual que si fuera un espejo. Por un pequeño arco y atravesando un pasadizo llegamos a la zona privada o Harén, el Palacio de los Leones.


Allí podemos admirar la Sala de los Mocárabes llamada así por la impresionante bóveda que la cubre.











Pero la obra cumbre de este complejo es el famoso Patio de los Leones, rodeado por una galería de 124 columnas de mármol blanco y en el centro la Fuente de los Leones, con una de las pocas representaciones de animales del arte islámico.
Me impresiona encontrarme de nuevo en este recinto después de tantos años. El recuerdo que tengo es que me había parecido la fuente muy pequeña, cosa que no siento ahora emocionada de estar de nuevo en este lugar histórico.
Tenemos la suerte, según el guía, de poder ver la Sala de las Camas del Palacio de Comares, esto se debe al "Espacio del Mes" que abre al publico lugares habitualmente cerrados por no admitir elevado número de personas.


















Conserva lo esencial de los elementos originales, es una sala de reposo, llamada así por los dos aposentos elevados de la estancia principal.











El Mirador de Lindajara o Lin-Dar-Aixa, a sus pies un precioso jardín italiano con una fuente renacentista.






El Partal es otro de los palacios con una gran alberca que refleja sus cinco arcos del pórtico, la estancia principal se encuentra en la Torre de las Damas.




Un pequeño descanso antes de pasear por los jardines del Generalife, estamos en el anfiteatro al aire libre creado para el Festival de Danza de Granada.


El Generalife es el zona utilizada por los reyes como lugar de descanso, su nombre parece que se debe a la interpretación de "Jardines del Alarife" es decir del arquitecto.


El Patio de la Acequia tan conocido por sus surtidores en línea recta, jardín interior con solo un mirador, es uno de los lugares que no se pueden olvidar por muchos años que pasen.

El Patio del Ciprés de la Sultana considerado como escenario de leyendas amorosas, tiene un conjunto de surtidores para dar la sensación de frescor.


Una bonita vista desde uno de los miradores de la Alhambra.
Hay mucho más que ver, pero es lo que yo puede mostrar a través de mis fotos. Son mis recuerdos de un buen día de este viaje, una visita de cerca de tres horas.



















Solo me queda enseñaros algo que no por sabido deja de impresionar, es el mar de plástico de Almería, nos acompañó prácticamente todo el viaje de vuelta.





Los grabados son del libro de Washington Irving.


Mocárabeelemento arquitectónico decorativo a base de prismas yuxtapuestos y colgantes que parecen estalactitas sueltas o arracimadas.

domingo, 4 de febrero de 2018

MUSEOS DE ALMERÍA

En Almería hay muchos museos y depende de los intereses de cada uno se puede encontrar alguno que visitar.


Creo que el más interesante para mi fue el Arqueológico, ubicado en un edificio de estilo contemporáneo que contienen principalmente los restos de los yacimientos de Los Millares y El Argar, sociedades del III y II milenio antes de nuestra era.


Me resulta muy interesante la visita, este curso estoy estudiando "Arte antiguo del Mediterráneo" y la exposición temporal "Dioses, tumbas y gentes" nos muestra las relaciones de los fenicios tuvieron con griegos, íberos y romanos. Catorce siglos de la historia de la ciudad.

La primera planta está dedicada a Los Millares con una maqueta realizada por un artista contemporáneo.
En la segunda planta, dedicada a la sociedad argárica,  destacan los conjuntos funerarios de cantidad de tumbas, con importantes ajuares en las vitrinas.
En la tercera planta hay dos salas, una dedicada a los romanos y otra a la Almería islámica.
Me gusta mucho la distribución del museo, que en ningún momento se hace pesada.
Voy a mostrar dos fotos que saque por curiosidad, de vuelta ya a mi rutina ha salido en la clase de arte y he podido saber sobre los objetos en cuestión.


Es una urna funeraria, se sabe por la tapa que se añadía que no tiene nada que ver con la cerámica de la vasija.


La otra son los huevos de avestruz del yacimiento de Villaricos que formaban parte del ajuar del los difuntos.
El mismo día visité el "Museo de arte de Almería" dedicado a la pintura con muestras de artistas contemporáneos, en la actualidad dedicada Jesús de Perceval impulsor del Movimiento Indaliano y figura indispensable de la renovación cultural almeriense del siglo XX.

La selección permite recorrer las influencias en la obra de Perceval, entre ellas la de Solana, Zuloaga o Vazquez Díaz. Su pintura nos permite acercarnos a tradiciones extinguidas a modo de documento etnográfico de la cultura andaluza. La imagen y la información proceden del folleto de la exposición.


Un segundo espacio perteneciente a este museo es el de Doña Pakita, ubicado en el chalet que perteneció a Doña Francisca Torres y que donó al Ayuntamiento para centro cultural, es conocida en Almería como la "casa vasca".


En ella se puede hacer un recorrido por los últimos cien años del arte almeriense. Nos recibe en la entrada el cuadro "Mulatita linda" de José Seguro Ezquerro artista con proyección internacional, No hay mucho espacio para sacar la foto.


También me gustan sus dibujos en una sala dedicada al pintor.


Otra visita fue a los Aljibes Árabes, en ellos se puede ver la exposición permanente de la "Peña el Taranto" dedicada al flamenco de Almería, por donde pasó entre otros Camarón de la Isla.

Fuero construidos por Jayrán en el siglo XI y abastecían a toda la población, situados en la parte alta de la ciudad. Destacan en su interior las bóvedas de medio cañón reforzadas con arcos fajones.
Todas las visitas que he descrito fueron gratuitas.


Para terminar os muestro la foto de la Estación de Ferrocarril, ejemplo de la arquitectura de hierro y cristal del año 1893, está situada al lado de la Estación de Autobuses a donde tuve que llegar para visitar el Arqueológico.

sábado, 20 de enero de 2018

ALMERÍA, CATEDRAL Y MERCADO

La catedral de la Encarnación de Almería tiene aspecto de fortaleza, fue construida en el siglo XVI de esta forma para soportar los ataques de los piratas berberiscos. Con una altura inferior a lo que estamos acostumbrados, para que las bombas no impactaran en ella.



















Es de estilo gótico tardío, pero se terminó con elementos renacentistas y añadidos posteriores barrocos y neoclásicos.
Es de planta rectangular con tres naves de la misma altura , tres capillas en la cabecera y girola.

El retablo es barroco con pinturas y esculturas de gran calidad, la estructura es gótica, como se ve sus nervaduras.


Enfrente se sitúa el coro con sillería de nogal, por encima, a cada lado de la nave hay dos órganos barrocos.

La entrada a la Catedral se realiza por el claustro neoclásico rectangular, con la típica fuentecita en el centro.
Me ha gustado la visita, la he realizado con audio-guía que entra dentro del precio. Esta vez me han hecho descuento con el carné universitario, generalmente solo vale hasta los 26 años.

Después vuelta al centro de la ciudad para visitar el Mercado Central, un lugar donde disfrutar de los productos típicos de esta zona. Está cerca de la Puerta de Purchena, centro de la ciudad.
Pertenece a la llamada arquitectura del hierro de finales del siglo XIX, exactamente de 1892.

Sus artículos están perfectamente ordenados, la hilera de frutas bien apiladas, fue lo que más me llamó la atención. En uno de los puestos he visto el "tomate pata negra" del Cabo de Gata, que al parecer por las Navidades, se pone por las nubes.
Voy acompañada de unos amigos a los que les apetece darse un paseo por la zona comercial, ¡no todo va a
ser arte!
Después de un descanso, para tomar un café, en la céntrica Puerta de Purchena nos recorremos el Paseo de Almería, la calle con las tiendas más emblemáticas de todas las ciudades.


Terminamos la mañana retratándonos delante del nombre de la ciudad, al final del Paseo de la Rambla, cerca ya del Puerto.